Amigos y colegas recordarán a Eusebio Ruvalcaba a un año de su muerte

por: Notimex - 2 Febrero 2018, 02:56 pm

México, (Notimex).- A un año de su fallecimiento, el escritor mexicano Eusebio Ruvalcaba (1951-2017) será recordado por amigos y colegas el próximo martes 6 de febrero a las 19:00 horas en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en una charla amenizada por la ejecución musical del Quinteto Rotsa.

Jame Aljure, Jorge Arturo Borja, Enrique González Rojo Arthur y Vicente Quirarte rendirán homenaje al amante fiel de la música, Eusebio Ruvalcaba, quien dedicó sus letras a retratar los lugares más recónditos de la ciudad y a describir las sensaciones que produce escuchar una sonata de Bach.

Admirador confeso de Johannes Brahms y Ludwig van Beethoven, lector empedernido de José Revueltas y de los clásicos de la literatura rusa, Ruvalcaba fue un autor que escribió poesía, cuento y novela, nació el 3 de septiembre de 1951 y murió el 7 de febrero de 2017.

“Era de una imaginación desbordada pero perfectamente aplicada a los distintos géneros que escribía: puntual y punzante para sus cuentos breves, panorámica y secuencial para sus novelas. En su caso la imaginación era un estilete que le servía para penetrar hasta el hueso de la realidad”, dijo Jorge Arturo Borja en declaraciones difundidas por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Entre las novelas que escribió Eusebio Ruvalcaba sobresalen “Músico de cortesanas” (1993), “El portador de la fe” (1994), “Lo que tú necesitas es tener una bicicleta” (1995), “Desgajar la belleza” (1999), “Banquete de gusanos” (2003), “John Lennon tuvo la culpa” (2004), “Elogio del demonio” (2013) y “Un hilito de sangre” (1991), su novela más celebrada, la cual fue filmada en 1995 por Erwin Neumaier.

“Es vasta y variada su producción literaria. Escribió teatro, novela, cuento, ensayo, poesía, aforismo, epístola, biografía y crónica. Fue un auténtico polígrafo que entre sus temas estaba el padre, los perros, el alcohol, las mujeres, la música. En suma, la vida misma”, agregó Borja.

A lo largo de su trayectoria Ruvalcaba colaboró en Casa del Tiempo, Cronopio, El Día, El Financiero, Heterofonía, Jazz, La Mosca en la Pared, La Semana de Bellas Artes, Milenio, Ovaciones, Péñola, Punto, Revista Mexicana de Cultura, Summa, Tiempo Libre, Tribuna y Vértigo.

Al ser un gran melómano, mezclaba con maestría dos de sus más grandes pasiones: la literatura y la música. “Fue un gran promotor de la música en la literatura. Siempre escribía oyendo música clásica. Deja un hueco en su magisterio porque daba talleres de creación literaria y apreciación musical y deja un enorme hueco en la literatura mexicana porque fue un autor realista, el máximo exponente del realismo crudo, que publicó más de 60 libros”, finalizó.

 

NTX/NMN/AUTOR16

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.