Opinión Legal

Opinión Legal

Lic. Oscar Díaz

El Patas VS Tijuana

23 Junio 2017

Por: Oscar Díaz*
 
Parece como si tuviera una intención expresa de hacer todo aquello que perjudique a la ciudad y a su propia administración. En muy poco tiempo como alcalde de Tijuana Juan Manuel Gastelum lleva acumulados varios disparos en el pie y desde su primer día en funciones los reclamos por actos de corrupción en su gobierno y por incapacidad del mismo han estado a la orden del día.
 
Por mencionar algunos de los temas dolorosos que arrastra “El Patas” se me ocurren desde candidato el de la falta de presentación de su tres de tres, además de su alianza con los taxis amarillos, la falta de una plataforma de gobierno que sustentara sus promesas de campaña y el de fraude electoral. Ya como munícipe el de Uber y los taxis amarillos, el de la renta de camiones de basura, el de la renta de patrullas, el del nulo bacheo, el de la inseguridad exponenciada, el escándalo que culmino en la destrucción de las puertas principales del palacio municipal, el de la mentada de madre por Facebook a un crítico suyo, el de la fingida llamada de atención en público a su “gabinete”, el de la información reservada de temas controversiales en aparente colusión con la Síndico municipal, etc., solo por mencionar algunos para contextualizar.
 
Para un alcalde que llego con tan poca legitimidad (pues fue votado por una parte ínfima del electorado) es demasiado estirar la liga en muy poco tiempo. Si a eso le abonamos que parece no tener la más mínima idea de lo que es gobernar una ciudad la cosa se pone en chino. Su falta de pericia y su actitud chambona para administrar hacen que tome fuerza la idea de que solo busco llegar a la silla para hacer negocios desde la oficina principal de la ciudad. 
 
Cuando se busca a un alcalde, administrador principal de una ciudad, se aspira a alguien que tome las mejores decisiones, tanto logísticas como financieras, alguien que tenga capacidad de estrategia, liderazgo y probidad, alguien que siempre cuide primordialmente el interés de los ciudadanos que ahí residen,que además sepa proyectar y comunicar todo eso, y sobre todo que sea eficaz. En el caso de “El Patas” creo que todo eso brilla por su ausencia, pues no basta la apariencia de un “tipo serio” para dar resultados, la lentitud y la ambigüedad con la que maneja sulenguaje verbal es justo el reflejo de lo que hace cuando pretende administrar Tijuana, donde cada vez parece más que toma a conciencia y dolosamente las decisiones que más le afectan a la ciudad.
 
No es excusa decir que “se está trabajando”, eso es precisamente lo que debe de hacer, es lo básico, peor fuera que no trabajara para resolver los problemas de la ciudad, eso sería un colmo, pero no alcanza con solo trabajar, hay que tomar las decisiones acertadas, no ignorar los temas ni tomar las decisiones equivocadas.
 
Este sin duda debe de ser un tema de reflexión profunda para el electorado por que en Tijuana ya no estamos en tiempos de improvisar, ni decisiones, ni malos alcaldes, no se trata de avanzar por avanzar, para seguir igual o peor que antes. 
 
*El autor es abogado litigante y analista político, titular de la Firma Legal DIAZ GOMEZ ABOGADOS, egresado de la UABC, con Maestría en Derecho Constitucional y con Especialidad en Derecho Civil, Mercantil y Familiar. 

Los comentarios en las notas son responsabilidad de quien los emite. Participa responsablemente y denuncia los comentarios inapropiados. Los comentarios ofensivos o que sean denunciados por los usuarios se eliminarán de inmediato.